ENERGÍA SOLAR

 

La energía solar es una de las fuentes energéticas con más potencial de desarrollo de entre todas las energías renovables.


Su utilización directa o indirectamente en el punto de consumo conlleva un ahorro, en unos casos, o una capacidad de producción en otros que se ven superados día a día gracias a la evolución de productos cada vez más eficientes.

 

Los sistemas de energía solar térmica utilizan los rayos solares para obtener agua caliente.


Unas placas especiales, denominadas colectores, concentran y acumulan el calor del Sol, y lo transmiten a un fluido que queremos calentar.

 

Este fluido puede ser bien el agua potable de la casa o bien el sistema hidráulico de calefacción de la vivienda.


Dentro de las posibilidades de uso de la energía solar, la aplicación a la producción de agua caliente es una de las más extendidas.


La capacidad de producción de estos sistemas puede producir ahorro de hasta el 70% en la factura energética de algunos consumidores dependiendo de la zona climática y del tipo de consumidor.

 

Son sistemas simples y fiables que tienen una vida media de 20 años y que retornan con creces los costes energéticos y ambientales de su fabricación.



¿Cómo funciona la energía solar térmica?

 

A diferencia de la Energia Fotovoltaica , la energía solar térmica tiene como aplicación principal la obtención de agua caliente sanitaria.

El captador solar es un elemento formado por una serie de tubos a los cuales están soldadas láminas que captan la radiación solar.


Este conjunto recibe el nombre de absorbedor y es el encargado de transformar la energía radiante en energía térmica, que será transportada por un fluido hasta el sistema de intercambio que entrará en contacto con el agua de consumo.

Según el tipo de pintura que se deposite sobre las láminas, el tipo de aislamiento que se utilice para proteger el absorbedor del exterior y la cubierta vidriada que se coloque, el captador solar tendrá unas características energéticas que vendrán definidas en su curva de rendimiento.

Generalmente, las instalaciones de energía solar térmica necesitan de un sistema de acumulación que almacene la energía transformada por el captador solar.

 

Esta acumulación correlaciona la producción con la demanda, ya que los picos de consumo no suelen coincidir con aquellos momentos en los que la producción es mayor.


 

Las diferentes aplicaciones de esta tecnología son el calentamiento de agua sanitaria (ACS), la climatización de piscinas cubiertas, el apoyo a la calefacción y el precalentamiento de agua para procesos industriales.


Obtener ACS es una de las aplicaciones principales de la energía solar más económica y rentable que existen.


Con un buen dimensionado de su instalación obtenemos desde un 70% de ahorro en el consumo de energía fósil. (gas, gasoil, electricidad...)

 

En NEOFONT, como especialistas en energía solar realizamos instalaciones solares térmicas en edificaciones de todo tipo, tanto de obra nueva como ya construidas.

 

 

En NEOFONT asesoramos a nuestros clientes siempre buscando la mejor solución que se adapte a cada proyecto, ofreciendo el mejor raport calidad precio.

 


En NEOFONT diseñamos una solución a su medida donde puede conseguir unos ahorros en consumo de gas o electricidad de hasta un 60%, nuestras instalaciones son eficientes y duraderas consiguiendo importantes ahorros económicos para nuestros clientes.


presupuesto de enérgia solar